Svetia llegó con una fuerte convicción que le dio al proyecto una visión clara de dirigir su comunicación a la alimentación saludable. Se trató de un proyecto de 360 ​​° que considera todos los aspectos desde el ejercicio de «packaging» hasta el desarrollo del reconocimiento visual, la sistematización de etiquetas de productos y la colocación final en el espacio seleccionado. Nuestro primer paso fue realizar un análisis estratégico para que podamos sentar las bases de lo que la marca debe representar. En el proceso, definimos nuestra visión (el futuro debe basarse en la tradición e innovación alimentaria), la misión de la marca (presentar la stevia como un reemplazo sano del endulzante) y el posicionamiento. También extrajimos el valor diferenciado de la marca, especificamos sus atributos más positivos (empresa, marca y producto) y desarrollamos la arquitectura del producto.

Realizamos una propuesta general de creatividades en redes sociales, vía pública, packaging y diseño web. Generamos un concepto de comunicación diferencial para el sector y atractivo para el consumidor final. Tras concentrar la energía de la marca, el concepto se adornó con diversos elementos gráficos que engloban un único lenguaje visual. Las distintas líneas de productos hizo que desarrollemos conceptos distintos para cada marca.

«