¿En que nos inspiramos cuando creamos una marca?

Si bien la función de una marca es la de identificar un producto o servicio se suma a este concepto el espíritu que queremos que transmita.

En primer lugar plantearemos la elección del nombre y diseño de logotipo, habrá que agregar de qué manera se transmitirán los valores, tangibles e intangibles, que la conforman.

Entonces, qué vamos a analizar:

• Las áreas de oportunidad que el mercado ofrece. Al comienzo se debe estudiar al mercado; será el que finalmente nos marque el camino realizando un análisis de situación, financiero y económico, confeccionando un plan de negocios.

• Se debe identificar que le interesa a nuestro público. Nutrirse aún más de la tendencia y potencial al que se aspira. Es posible aplicar distintas gestiones como un testeo previo al lanzamiento del producto, encuestas, pruebas gratis, entre otros.

• Definir el canal de venta, físico, virtual ó ambos y fundamentar el porqué.

• Superada la etapa inicial, nos zanjamos decidimos a comenzar. Debemos definir en consecuencia cuál será modus operandi ¿reactivos o inventivos al segmento?… Es importante analizarlo.

• Actualmente para las empresas medianas se les hace cuesta arriba innovar en un producto o servicio existente, pero entonces que valor agregado vamos a aportar para lanzarnos al mercado que lleve a que nuestro consumidor nos elija.

Se puede tomar especial atención en el servicio al cliente, presentación personalizada y finalmente enfocarse en el servicio que acompaña lo que vendo.

• Llega la hora de darse a conocer. Es fundamental una estrategia de comunicación para lograr notoriedad a corto plazo y mantener el plan alrededor de los dos primeros años idealmente, pero si no es posible al menos durante el primer año.

• Hay plantear como objetivo principal la interacción con el cliente, por las razones antes expuestas y además porque hoy las herramientas están servidas para que se pueda crear esa conexión y conducirlo a obtener credibilidad en el medio.
Lo cual sin duda ayudará a que crezca la marca y genere valor a la empresa.

Lograr construir una marca con buena reputación, finalmente generará confianza a tu negocio, lo que llevará a que crezca y genere valor a la empresa.